Corrección del lóbulo rasgado

Información sobre tratamientos

  • Categoría

    Con cirugia

El lóbulo rasgado aparece como resultado de pequeños tirones o por el peso de los pendientes. El agujero del pendiente se estira y alarga, llegando incluso a desgarrarse. Para poder volver a llevar pendientes, hay que reconstruirlo y hacer, más adelante, un orificio nuevo. La cirugía es muy sencilla y rápida y la cicatriz resultante es muy poco visible.